Síguenos en:

Angustia y tipos de angustia

Autor: Blanca Teresa Vilchis Romero | Categoría: Artículos

La angustia se traduce en una forma defensiva de la psique humana y como el miedo y la ansiedad es indispensable para la estructuración del sujeto, la angustia ofrece una experiencia emocional que une al sujeto con su cuerpo, asimilando aquel agente externo o interno que esté produciendo un desequilibrio en el sujeto, intentando evitar lo desagradable con sus propios recursos.

Freud (1926), en su libro “Inhibición, síntoma y angustia” estableció una historia que consistía en las diversas transformaciones de las amenazas en los sujetos. Precisamente estas amenazas o situaciones angustiantes, con lo displacentero (aniquilación, separación, pérdida del amor, castración, muerte) sustentaban las etapas de desarrollo psicosexual de Freud.

Siguiendo con una descripción de la angustia, se debe mencionar que la angustia es un estado consciente que puede ser distinguido por la persona, de otras experiencias de dolor; como la depresión, la melancolía y las tensiones producidas por el hambre, la sed, el sexo y otras necesidades corporales. El sujeto no necesariamente se da cuenta de la razón de su angustia, sin embargo, no puede dejar de darse cuenta del sentimiento de angustia, dicho de otra forma, la persona no tiene por qué saber cuál es el motivo de su angustia, porque puede ser producto de muchas cosas; no obstante, es imposible que no se dé cuenta que se siente angustiado, ese sentimiento, el sentimiento que produce la angustia en el cuerpo es percibido por el sujeto.

La principal y única función real de la angustia es actuar como una señal de peligro para el Yo, de modo que cuando la señal aparece en la conciencia, el Yo puede tomar medidas para enfrentar el peligro. Su función es la de alertar a una persona ante la presencia de peligros internos y externos, una vez alerta, la persona puede hacer algo para protegerse o evitar el peligro; y si no se puede evitar el peligro, la angustia se acumula, abrumando a la persona y si esto ocurriera la persona sufriría un colapso nervioso.

Freud (1926), distinguió tres tipos de angustia: “angustia real objetiva, angustia neurótica y angustia moral, los cuales comparten la cualidad de ser desagradables, difiriendo respecto de sus fuentes”.

  • En la angustia real el origen del peligro está en el mundo externo, temiendo a una serpiente venenosa, a un asaltante con un arma, o al fuego en un incendio.
  • En la angustia neurótica la amenaza consiste en una elección objetal pulsional del Ello. Una persona tiene miedo de ser dominada por un impulso incontrolable de cometer actos o pensamiento que son injuriosos.
  • En la angustia moral la fuente de la amenaza es la conciencia del sistema superyoico. El sujeto teme que algo más grande que él, lo castigue por hacer o pensar algo contrario a las normas del ideal del Yo, aquí entra la religión para castigar al hombre por cometer pecados.

Se puede decir que de los tres tipos de angustia que experimenta el Yo, son los miedos inducidos como el miedo al mundo externo, el miedo al Ello y el miedo al Superyó, respectivamente los que inundan al sujeto con diferentes tipos de angustia. No obstante, un estado de angustia puede tener más de una fuente y estás pueden las unas con las otras en diferentes momentos hacerse visibles, incluso podrían presentarse las tres a la vez.

«El acto de nacimiento es la primera experiencia de la ansiedad, y por lo tanto la fuente y el prototipo del efecto de la ansiedad».

Sigmund Freud

Bibliografía:

Freud, S. (1926).  Tomo XX. Presentación autobiográfica. Inhibición, síntoma y angustia. ¿Pueden los legos ejercer el análisis? y otras obras (1925-1926). Argentina: Amorrortu Editores

Autor: Blanca Teresa Vilchis Romero

Psicóloga por profesión y vocación, fundadora de Psicología Puebla, termine mis estudios en la Escuela Libre de Psicología en el año 2014, siendo está donde encontré a grandes profesionales de la Psicología los cuales me inspiraron cada día a desarrollarme en está intrigante carrera, sintiendo una gran motivación por el estudio en el área clínica, dispongo mi conocimiento y pasión en crear Psicología Puebla con la intención de poder llevar al sector profesional y estudiantil temas de interés mediante escritos, artículos, videos y otros medios informativos.

Página web