Síguenos en:

Pseudología Fantástica

Autor: Blanca Teresa Vilchis Romero | Categoría: Artículos

pinocchio-1940-disney-3

La pseudología fantástica fue propuesta por primera vez en el año de 1891 por el psiquiatra suizo Anton Delbrück. Él consideraba que la mentira es una conducta frecuente en el hombre y se estima como uno de los recursos más eficientes para poder conseguir resultados positivos.

Como ya comente en el anterior artículo la mentira se emplea como una forma de defensa a respuestas desagradables que se nos presentan, ante una situación de ansiedad la persona responderá con una mentira para así librarse de lo negativo; como lo es la frustración que le causa la verdad, negándola y deformándola, para que así las consecuencias le traigan gratificación y algún beneficio.

Sin embargo, la pseudología fantástica es una condición que se caracteriza por la propia necesidad de mentir, así es; para la persona que la presenta es como una obligación que tiene de decir dos que tres mentirillas, sin pensar que estas pudieran causar algún daño a alguien, todo lo contrario, es un gusto que tienen el de poder echar a volar la imaginación y una incesante necesidad de satisfacer sus deseos de auto complacencia que proporciona el uso continuo de las mentiras, estos actos pueden ser de su conocimiento o no, pero está forma de conducirse se vuelve una compulsión, que se caracteriza por ser un deseo intenso de hacer una cosa y por supuesto que así es para una persona que tiene la compulsión de mentir, se hace necesario y básico para su vida y su bienestar emocional, es un requerimiento para darle sostén a su vida.

Características

En el grado en que una persona miente, también recae cierto dejo de verdad. Dado que la verdad son los cimientos de lo que puede forjarse una gran y bella mentira. No se inventan una historia de la nada, sino que parten de algún suceso real que puede parecer una simpleza, no obstante la mentira se puede adornar exaltándola, engrandeciéndola y dotándola de poder.

Y se preguntarán ¿cómo pueden formular mentiras tan despampanantes? Son el resultado de pensar demasiado en todas las probabilidades en las que un suceso se puede llevar a cabo, cómo, cuando, dónde, de qué manera, en qué circunstancias. Son personas inteligentes, enfocadas y dedicadas a darle ese toque que le falta a un suceso, curiosas por aprender de temas que ayuden a darle solidez a su mentira, otra recurso con el que cuentan es que sostendrán la mentira desviando la conversación a otros temas, pasando de largo y dirigiendo la atención a otro lado, protegiendo lo que con tanto esmero formularon.

El acto de mentir no puede ser calificado como un trastorno, sin embargo la compulsión por realizarlo debe ser tratada por un experto psicólogo que se centre en reducir la incidencia de dicho acto.

Causas

Las principales causas de que una persona tenga una tendencia marcada a mentir son:
La falta de atención, la negligencia y el abuso en la infancia, por lo cual la persona se puede sentir de alguna manera segura en un mundo diseñado a su gusto donde los sentimientos de enojo, dolor, tristeza y vacío se alejan, puesto que la persona crea una zona reconfortante en la cual sentirse segura y ser aquella persona soñada.

Otra de las causas es la baja autoestima, que es la base de esta torre de mentiras desarrollada con la intención de sentirse bien, de sentirse queridos, respetados y cuidados, puesto que en la infancia fue la deformación de la percepción de sí misma, agredida por personas que le colocaron etiquetas o introyectos que en su vida adulta lo amenazan en su autoimagen.

Tratamiento

Lo recomendado será la Terapia Cognitivo Conductual.

Las Terapias Cognitivo Conductuales se basan en la idea de que son nuestros pensamientos los que guían nuestros sentimientos y nuestra conducta.

Este tipo de terapias son consideradas breves, y se trabajan de manera estructurada con técnicas específicas y diferentes tareas que se enseñaran en cada sesión. La Terapia Cognitivo Conductual se centra en objetivos, los del paciente y los del terapeuta que constará en ayudar al sujeto a desaprender aquellas conductas que lo llevaron a la consulta, por otras que lo ayudaran a funcionar de manera adecuada en su vida.

Sin embargo, recordemos que aunque este tipo de tratamientos esté al alcance de las personas que presentan pseudología fantástica es poco probable que lo acepten, debido a que quizá ellos no entienden las consecuencias que les trae el mentir de manera compulsiva, ya sea en sus relaciones con la familia, amigos o parejas.

«Miente, miente, miente que algo quedará, cuanto más grande sea una mentira más gente la creerá».

Joseph Goebbels.

Autor: Blanca Teresa Vilchis Romero

Psicóloga por profesión y vocación, fundadora de Psicología Puebla, termine mis estudios en la Escuela Libre de Psicología en el año 2014, siendo está donde encontré a grandes profesionales de la Psicología los cuales me inspiraron cada día a desarrollarme en está intrigante carrera, sintiendo una gran motivación por el estudio en el área clínica, dispongo mi conocimiento y pasión en crear Psicología Puebla con la intención de poder llevar al sector profesional y estudiantil temas de interés mediante escritos, artículos, videos y otros medios informativos.

Página web