Síguenos en:

¿Trabajar desde casa, causa depresión?

Autor: Blanca Teresa Vilchis Romero | Categoría: Artículos

Depresión

Algunos pensaremos que está cuestión es improbable, a cuantos de nosotros nos gustaría despertar sin la presión que nos trae el día a día. Cualquiera que esté leyendo esto ahora mismo, estará pensando “¿Por qué no?, a mí me vendría bien despertar una hora más tarde y hacer mi trabajo en pijama”. ¿A quién deprimiría, no?

Sin embargo no nos quedemos imaginando la utopía de trabajar desde la comodidad de nuestro hogar y pasemos a lo que nos acomete, comenzando por desestructurar está cuestión, antes de nada separando los conceptos que analizaremos a continuación, los cuales intentaré explicar de forma breve y concisa, comenzando por el concepto de depresión.

¿Qué es la depresión?

Es una alteración del estado de ánimo, lo que significa que lo que antes le satisfacía, ahora ya no le llena y que lo que apreciaba como una parte de sí mismo, ha dejado de ser de su gusto; como ejemplo sería el hecho de que si a usted antes le gustaba cocinar y ahora ya no quiere hacerlo, no porque no le guste sino porque ya no le encuentra sentido a hacerlo, o que si la música le apasionaba y ha dejado de escucharla, puesto que se siente diferente, con un sentimiento de tristeza, que es importante dejar en claro que quienes no tienen conocimiento de esta condición, piensan que el sentirse triste o desanimado es sinónimo de estar deprimido, no obstante para poder decir que una persona presenta depresión hay que cumplir con ciertos criterios, como criterio principal es que aquella tristeza, desgano y desánimo haya incurrido por un período de 3 meses.

Otro punto importante cuanto a la depresión es que puede estar acompañado de sensaciones de ansiedad. Bensabat, en 1987 describe la ansiedad como una emoción estresante. La ansiedad es una parte de la existencia humana, y todas las personas sienten un grado moderado de la misma, siendo ésta una respuesta adaptativa. Entonces ya nos quedó claro que la ansiedad es una respuesta adaptativa a la sintomatología que encara la depresión, pues aunque la ansiedad sea una conducta inadaptada o disfuncional, es una forma de encarar al problema con lo más primitivo del ser; no digo que sea eficaz, pero es la manera en la que quien lo expone tiene para afrontarlo y autorregularlo, buscando modificarlo, reducirlo o en el mejor de los supuestos incluso eliminarlo, tanto que quien presenta depresión se siente envuelto por la misma e intenta salir de ella por sus propios recursos, quizá cayendo en el abuso de sustancias, la autolesión o en trastornos alimenticios, no obstante es el recurso que encuentran aquellos que la sufren para adormecer el dolor.

Sin embargo retomemos el tema que venimos a tratar, no nos vayamos más lejos.

¿Trabajar en casa, causa depresión?

El trabajo son aquellas actividades que realizamos con un propósito enteramente particular, para algunos significará culminar sus metas, llevar a cabo sus sueños, realizarse como persona y como profesionista o el hecho de poder llevar comida a casa, y poder cuidar de su familia. Todo eso es lo que engrandece a la palabra, no obstante en que momento, esto cambia; cuando deja de ser algo con lo que gozábamos y se transformó en un sufrir.

Trabajar desde casa es una opción favorecedora para las personas, ser tu propio jefe, asociarte con una persona de tu confianza, trabajar para alguien que no cuenta con un establecimiento físico, no perder tiempo en el tráfico, son algunas de las razones por las que las personas cada vez se encuentran más en esta disposición de trabajo, que incluyen la ganancia de ahorrar en costos de transporte, de alquiler de oficina y de otros servicios propios de todo hogar, pues existe una ganancia al usar, tu luz, cable, teléfono, internet, agua que ya pagabas en casa y no se duplica al rentar un lugar.

Al planear trabajar en el hogar se establecen normas, un horario de trabajo que se fija en concordancia a lo que afuera se hace, lo que otras empresas y compañías hacen, puesto que todos hemos tenido un trabajo anterior, en el que los clientes tienen conocimiento de cuáles son los horarios a laborar comúnmente y con los que estas personas que trabajan en el hogar se conducirán para guiar su negocio.

La persona que trabaja en casa como cualquier persona que trabaje en una oficina o negocio debe tener cierta disciplina y ser autosuficiente para poder resolver cualquier problema que se presente, puesto que no cuenta con un superior inmediato físico que resuelva el problema y se vea impedido a obtener buenos resultados en su negocio.

Hasta aquí todo marcha a la perfección, la persona con intenciones de trabajar lo hace acorde a las normas establecidas por las personas que conducen un negocio, sin embargo cuales son las razones que deprimen a una persona al trabajar en casa:

Se habla de la soledad, de trabajar sin compañeros, sin jefes o socios al lado con los cuales poder hablar o sin poder salir a comer en grupo, las cuales son actividades sociales normales en un ambiente laboral. No obstante en la actualidad existen infinidad de medios para comunicarnos, que ahora es imposible el sentirnos solos, pues abres tu PC e inmediatamente te conectas con las personas por medio de Internet, las redes sociales son una forma de estar al tanto de otras personas, y otros artículos similares como los smartphone y las tablets promueven las llamadas o videollamadas, con lo cual la distancia no es tanta para escuchar una voz, y ver la cara de las personas con quienes queremos estar comunicados, gracias a estas nuevas tecnologías se hace menos la lejanía y no nos sentimos tan solos, pues realmente el trabajo en el hogar no es igual a estar preso en casa , a menos de que exista una imposibilidad en separar la vida profesional de la personal, y estas personas que trabajan desde casa se vean tan enfrascados en su trabajo que no se respeten los horarios y estos se prolonguen, llevándolo a trabajar horas extras y se vean transformadas en cansancio adicional, pues todos conocemos de esa necesidad de la persona de desconectarse del trabajo, de los pendientes, de los problemas, de las exigencias de los jefes, de los socios y de los clientes que olvidan que el trabajar en el hogar es un beneficio para la persona y no un peso con el cual cargar, pues cuantos pensaremos que el trabajo en casa no es trabajo, puesto que lo hace desde la comodidad de su sillón sin tener que salir al mundo a enfrentarse con el ruido, la contaminación, el tráfico y demás inconvenientes del día a día.

Muchos pensarán que estas personas que trabajan en casa pasan el día viendo televisión o videos por internet, o que están jugando videojuegos en lugar de trabajar, no obstante que quien es responsable hará su trabajo como lo haría en cualquier oficina o empresa puesto que es su labor y no hace falta que un jefe, socio o cliente le exija de más con la premisa de que aquella persona tiene todo el tiempo a su disposición y por lo cual considere como primordial su exigencia a las exigencias de la propia persona que también requiere de descanso y de tiempo para sí mismo.

Como hemos tratado a lo largo de este escrito, quien labora en casa está expuesto al mismo estrés que quien labora fuera de ella, y en una entrevista a una persona que trabaja en casa le realice una serie de preguntas, que a continuación expondré.

¿A qué factores de estrés se expone en su trabajo?

Como en cualquier trabajo que he realizado antes, me enfrento a las exigencias de los clientes, que esperan que su trabajo esté listo para el día acordado, no toman en consideración que no son los únicos con los que trabajo y no entienden que para las otras personas también es importante que se les entregue lo que pidieron, siempre piden más y más cosas sin importar que la jornada laboral se haya terminado, y al tener conocimiento de la disponibilidad de mis horarios, llaman a la hora que les viene en gana, pues creen que lo suyo es lo prioritario; más de una vez he recibido llamadas, mensajes y correos pidiendo que se les hagan cosas fuera de mi horario, a muy altas horas de la noche y fines de semana, pues desestiman el hecho de que yo también quiero pasar tiempo de calidad ya sea con mi familia, amigos o descansando.

¿Cómo se siente con esa situación que describe?

Conforme pasa el tiempo, me siento más aburrido y harto de esta situación, infravalorado, explotado, con culpas y me trago la impotencia de no poder hacer valer mi trabajo, porque yo considero que no lo hago mal, doy todo de mí, pero no se me valora, siempre hay malos entendidos con otras personas e incluso con mi familia, que me pide atención y yo no se las puedo dar, hay peleas con mi pareja porque no le dedico tiempo y no podemos salir, o porque siempre estoy cansado, me estresan mucho esas situaciones y lo único que me queda para no deprimirme es sentirme a gusto y satisfecho con ser un buen profesional, esta sensación es igual a estar en la oficina donde antes trabajaba sin el inconveniente de los roces con los compañeros y los jefes.

¿Usted cree que la ansiedad y el estrés que presenta en su trabajo puede conducirlo a caer en el abuso de sustancias, desórdenes alimenticios o una forma de autolesión?

Pero yo creo, que siendo como soy, como es mi personalidad, no voy a caer en ninguna adicción pues no bebo alcohol, no me gusta y mi único gusto es el cigarro que me calma los nervios y me tranquiliza, yo pienso que estoy bien y voy a seguir estandolo, que puedo manejarlo y nunca he sentido la necesidad de lastimarme o lastimar a otros, y gozo de la comida, me gusta mucho, pero ni tengo tiempo de abusar de la comida y ni de chiste dejaría de comer que es un gustito que me doy al día, comiendo rico lo que me prepara mi novia.

¿A qué conclusión llegamos a este punto?

Tanto las personas que trabajan fuera como los que trabajan en casa, son personas expuestas a estrés y sufren gran ansiedad, que como ahora sabemos es una respuesta adaptativa, bien ya sea la menos sana es una forma para no desencadenar en la depresión, es un proceso inconsciente que nos protege para no caer en una patología y con la cual estar al tanto de que factores biológicos, genéticos y psicosociales influyen en su desarrollo, por lo que una estabilidad en las diferentes esferas de una persona podrá evitar caer en cuadros depresivos, causados por el trabajo sea fuera o dentro del hogar. Una persona que trabaja en casa, tiene las mismas responsabilidades, necesidades y derechos como cualquier persona que labora fuera, por lo que merecen el mismo respeto, aceptación y comprensión que cualquier otra ya sea de sus personas más cercanas y de aquellos por los cuales se ven beneficiados en sus servicios.

Si usted que me lee trabaja en casa o fuera de ella, y siente que algo no va bien con usted, que se siente más cansado o irritado, un tanto más desganado o desinteresado, por un período mayor a tres meses, acuda con un profesional; no se acostumbre a sufrir, puesto que a veces no nos percatamos de los cambios que nos suceden, no haga de esta sensación la normalidad, dese cuenta de lo que está perdiendo y sobre todo muy importante es que no recurra a una forma de calmar el padecimiento con el abuso de sustancias, con la autolesión o los trastornos alimenticios, puesto que son un alivio momentáneo a un padecimiento persistente.

Les dejo una frase que hay que llevar presente, cada vez que nos inunden los problemas.

“El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional”

Buda Gautama.

Autor: Blanca Teresa Vilchis Romero

Psicóloga por profesión y vocación, fundadora de Psicología Puebla, termine mis estudios en la Escuela Libre de Psicología en el año 2014, siendo está donde encontré a grandes profesionales de la Psicología los cuales me inspiraron cada día a desarrollarme en está intrigante carrera, sintiendo una gran motivación por el estudio en el área clínica, dispongo mi conocimiento y pasión en crear Psicología Puebla con la intención de poder llevar al sector profesional y estudiantil temas de interés mediante escritos, artículos, videos y otros medios informativos.

Página web